COMO PINTAR CON PISTOLA

PINTAR CON PISTOLA

Pintar con pistola no es una panacea. Esto se debe a que una pintura con pistola cubre defectuosamente las superficies cuando hay mal aplomo. Porque su difusión exige mucho espacio y además, disponer de mascarillas de protección, lo que resulta desproporcionado cuando el trabajo es muy amplio. Nuestro equipo de pintores Madrid aconseja la pintura con pistola en los siguientes casos:
- Para objetos muy trabajados (rejas, enrejados, hierro forjado, etc.).
- Para superficies muy desiguales (fachadas)
- Para superficies muy pulidas, en las que otros productos empleados ponen de relieve las trazas de brocha o de los rodillos (plásticos, metales pulidos, etc.).


Material

En el uso de la pistola, es preferible decidirse por el sistema de pulverización más que por la elección de una marca, tal y como hacen nuestros Pintores Madrid Capital. Así, por ejemplo, para pulverizar pinturas tan espesas como las emulsiones vinílicas, son ideales aquellas pistolas de baja presión que dejan pasar por su boquilla cantidades importantes del producto. Por el contrario, cuando se trata de carrocerías de automóvil, es necesario que la pulverización no sólo sea sumamente fina para evitar lo que profesionalmente se llama «piel de naranja» sino que esta finura no se aumente incrementando la fluidez de la laca celulósica, ya que entonces se obtendría un velo demasiado fino, que requeriría la aplicación de diversas capas, con los consiguientes inconvenientes (desigualdades, chorreos, tiempo empleado, etc.). Por tanto, si desea enlucir rejas, cercados o fachadas, será suficiente una pistola de baja presión. Si tiene necesidad de pulverizar la pintura sobre una bicicleta, moto o reparar la carrocería de su automóvil, emplee una pistola de baja presión media (unos 2 kg.); estará obligado a diluir sus productos, pero la amplitud del trabajo lo compensará. Si quiere dominar la pintura de carrocerías, tendrá que recurrir a un aparato más potente (3 a 7 kg.) cuyo único defecto será su elevado precio; podrá aprovechar su compresor para soplar sobre las piezas o inflar los neumáticos. Si las indicaciones anteriores no bastaran para hacer la selección técnica de su aparato, siempre serán esenciales para exponer a su proveedor sus necesidades reales, dejándole la responsabilidad de suministrarle el modelo deseado.


Selección de los productos

En realidad son los mismos que para enlucir con brocha o con rodillo. Unicamente hay que tener en cuenta que su fluidez debe ser mayor. Por ello, las pinturas de emulsiones sólo pueden ser utilizadas en casos muy precisos y con muchas precauciones (capas en fachadas exteriores).


Cómo preparar un producto

Para que un producto «pase» por una pistola, es necesario que su fluidez esté en consonancia con el modelo de pistola escogido. En las instrucciones de los productos hay indicaciones para la correspondiente modificación si fuera preciso (longitud del tubo, etc.) En su conjunto, se tratará de indicaciones que usted puede ensayar antes de realizar un trabajo en firme. Por ejemplo, llevar a cabo una «pasada» demasiado fluida (que no cubre o chorrea); una «pasada» demasiado espesa (fluido muy lento y proyección de viscosidades de pintura que provoca la citada «piel de naranja»), hasta lograr una «pasada» perfecta: velo de pintura que cubra en 2 ó 3 pasadas, sin proyecciones periféricas o sin chorrear.