PINTAR EN FACHADAS

PINTAR EN FACHADAS

Solemos recomendar desde pintores Madrid, la utilización de la pintura emulsionada para una fachada que se quiera teñir simplemente; y la pintura a la pliolita (recuerde, caucho clorado) para aquella fachada que se quiere pintar a fondo. Por tanto, tiene que prescindir de la cal, la pintura al óleo e incluso de las pinturas de silicona, puesto que tanto unas como otras están desfasadas.
Cualquiera que sea la pintura, dará color, sí, pero no cubrirá los defectos de relieve, lo contrario de lo que sucede con los revestimientos peliculares.
Por consiguiente, como en un muro interior, el relieve que usted confiera a la superficie será el mismo en el lucido como en la pintura. No olvide tampoco que el sol gira regularmente y que los defectos que no se manifiestan cuando los rayos caen perpendicularmente, se ponen de relieve bajos rayos oblicuos.
Enfosque las paredes de yeso con el mismo producto; para fachadas de cemento o de cal, hágalo con cemento-cola como el empleado para enlosados tal y como hacen nuestros Pintores Madrid Capital.
Para revestimientos en relieve (moteados, sinuosos, a la tirolesa, o el «godelé»), reconstruya su aspecto granulado o rugoso con ayuda de un objeto puntiagudo o de una brocha rígida (púas).
Para las fachadas que haya que enlucir o enfoscar completamente, aconsejamos la lectura de la obra de nuestra colección «Albañilería».
Una vez que la fachada se encuentre ya en buen estado:
Superficie plana a dar color (tinte). Utilice una pintura de emulsión que debe extender con rodillo (con brocha para pequeñas superficies). Una capa es suficiente.
Superficie desigual a dar color (tinte). Utilice una pintura emulsionada, diluida al 50%, pulverizado con una pistola de pintar.
Superficie plana para proteger. Emplee una pintura a la pliolita, que deberá extender con rodillo de piel de cordero, y con la brocha para pequeñas superficies. Dé una o dos capas.
Superficie desigual para proteger. Extienda la pintura a la pliolita con ayuda de una brocha gruesa cuadrada, que aplicará con toquecitos perpendiculares a la superficie del muro. Si cuenta con una pistola potente de pintar, utilícela diluyendo la pliolita al 50% de su disolvente.