Elije pinturas de calidad

Cómo elegir una pintura de calidad

A la hora de elegir una pintura para un piso, hay bastante desconocimiento en el público general, que puede llevar a un trabajo de poca calidad. Cuando un cliente pide presupuestos para pintar su casa, pocas veces indaga sobre la calidad de la pintura, más allá de si la pintura es plástica o temple, o la marca. Hemos de aclarar que, dentro de una misma marca, existen muchas calidades, unas mejores y otras peores. Así que la elección de una marca conocida no tiene por qué conllevar una gran calidad.

Existen varias diferencias entre un piso pintado con pintura plástica de calidad profesional, y el mismo piso pintado con una pintura barata. Aunque la forma de aplicación haya sido la misma, y realizada por un profesional, se pueden dar una serie de problemas. El más importante, y bastante habitual, es que una pintura barata puede agarrar mal a la pintura anterior y abombarse, agrietarse o crear burbujas u desconchones en un plazo medio de tiempo. Incluso a corto plazo, si se trata de pinturas más expuestas, como exteriores, o baños y cocinas. Este posible problema hace que las pinturas baratas no salgan rentables cuando se trata de pintar tu propia casa. En el caso de las pinturas, se suele aplicar el dicho "quien paga barato, paga dos veces".

Tampoco nos sale rentable a nosotros como empresa realizar ese tipo de trabajos de mala calidad, ya que nos obligaría a repasar pinturas, y nos acarrearía malas críticas enseguida. Por eso, en Pintores Madrid siempre optamos por pinturas de marca y de la máxima calidad. Por otra parte, más allá de los problemas que pueden ocasionar las pinturas malas, está el resultado que se consigue. El acabado estético es muy importante porque la mayoría de las veces se pinta solamente para mejorar la estética de la estancia. Nada tiene que ver la terminación de una pintura buena al de una mala. Los pintores baratos y poco profesionales suelen ahorrar en pintura.

Además de ser más baratas, muchas pinturas malas cubren la pintura anterior con una sola pasada. Eso hace que los tiempos de pintado sean menores y el margen de beneficio mayor para un pintor poco profesional. Sin embargo, el acabado también es mucho peor. La pintura resultante es una capa gruesa, rugosa, con goterones, y poco fina al tacto. Para su casa elija siempre pinturas de optima calidad, y pintores profesionales en los que pueda confiar. ¡Revise siempre las opiniones de anteriores clientes!