DESENCOLADO DE PAPEL PINTADO

Desencolado de papel pintado

Si la pared sobre la que vamos a aplicar el papel pintado, ya tenía uno, siempre hay que eliminar el papel anterior. De lo contrario, puede darnos problemas, ya que no sabemos en qué estado se encuentra la superficie y el pegamento anterior. Los pasos que realiza nuestro equipo de pintores Madrid para quitar papel pintado son los siguientes:

  • Trata de arrancar todos los lienzos que no están pegados directamente a la pared.

  • Moje abundantemente con agua caliente todo un panel. Hágalo con una esponja grande. Si el papel se muestra entonces mate, mójelo de nuevo hasta que su tinte se oscurezca, lo cual indica que ha absorbido el agua.

  • Tira del papel de arriba a abajo, en los empalmes. Tira delicadamente, deslizando entre el papel y la superficie un cuchillo de pintor con la lámina colocada casi horizontalmente. No rasques nunca. Si el papel se resiste, mójalo de nuevo y pasa a otra zona que sea más fácil de arrancar.

  • Si existen dos capas y la segunda es más espesa que la primera, será más útil tratar de arrancar una sola capa a la vez.

  • Termina el trabajo con un aclarado con la esponja.

  • Cuando se trata de una cola que resiste el empapado de agua, utiliza un producto disolvente de cola.

Con una o dos capas de papel impermeable o enlucido de pintura

Procede a las operaciones descritas anteriormente, efectuando en esta ocasión, previamente, un rascado de la superficie del papel pintado. Hazlo con un rascador de papel especial o con un papel de lija de grano grueso, o finalmente con un cepillo metálico de púas sólidas.

Para varias capas de papel

Si puedes, consigue una desencoladora, como la que utilizan nuestros Pintores Madrid Capital. Con ella, el desencolado es mucho más sencillo sencillo: basta con aplicar el aparato sobre el papel pintado y apoyar o pulsar un botón. El vapor que expulsa el aparato ablanda totalmente el papel, que de esta forma se puede ir quitando trozo a trozo a cada aplicación de la desencoladora. El tiempo empleado es muchísimo más corto que cualquier otro procedimiento manual, incluso para una sola capa. El punto negativo es el transporte de este aparato, que hace perder el tiempo que se pueda ganar con su utilización si se trata de un trabajo sencillo.